Cámaras Frigoríficas

Preparados para entornos hostiles

Uno de los entornos más hostiles y complicados para los equipos de detección de incendios son las cámaras frigoríficas, en especial por la disparidad de configuraciones que nos podemos encontrar, desde cámaras atemperadas a cámaras de congelación de hasta -40ºC o grandes alturas.

En aras de optimizar el volumen suelen ser zonas con gran densidad de almacenamiento por lo que el dotar de un sistema de detección fiable y avanzado se hace especialmente necesario.

Los sistemas de aspiración mediante CÁMARA de NIEBLA CIRRUS son totalmente inmunes a las posibles falsas alarmas generadas en este tipo de entornos: como vaporización de aditivos de conservación, vapores, cambios de temperatura, y los más importante, gracias a su especial proceso de análisis no necesita el calentadores de aire en zonas de congelación, simplificando de esta forma la instalación y evitando elementos intermedios que puedan incidir en el buen funcionamiento y fiabilidad del sistema.

Otro de los condicionantes más habituales en las cámaras frigoríficas suele ser la altura de estas. Los sistemas CIRRUS nos permiten realizar con fiabilidad, y pasando los exigentes performance test exigidos para este tipo de riesgos en el Código FIA, protecciones de hasta 45mts de altura a un único nivel. Minimizando y optimizando de esta forma las instalaciones requeridas en este tipo de entornos con los sistemas clásicos de detección basados en opacidad.

Consulte con nuestro departamento técnico, sin compromiso recibirá el asesoramiento de nuestros especialistas.

Ir al contenido